En la mayoría de los métodos anticonceptivos las hormonas, combinadas o no, son las responsables de que estos sean efectivos influyendo en las diferentes etapas del ciclo menstrual. Los métodos no hormonales lo hacen de una manera más mecánica y al igual que los hormonales también ofrecen  otras ventajas.

Las píldoras pueden ser combinadas, un estrógeno y un gestágeno o solo gestágeno. Para el efecto anticonceptivo el gestágeno es la hormona más importante ya que influye tanto sobre las paredes del útero o endometrio, como también sobre los ovarios encargados de producir los óvulos.

En el caso de las píldoras combinadas, el estrógeno realiza un papel estabilizador, provocando los sangrados en los días establecidos. El gestágeno actúa impidiendo el crecimiento celular del endometrio, efecto que la mujer nota, al presentar menor sangrado, por lo que también puede ser utilizado para tratar trastornos del ciclo que estén relacionados con sangrados muy abundantes.

Cabe destacar que las dosis hormonales de los métodos anticonceptivos son mínimas, suficientes para que los cambios regulares se sigan produciendo, pero no en cantidades suficientes, para que la mujer se pueda embarazar, lo que hace que sea muy importante un uso correcto de los mismos.

Otros dos métodos que utilizan la combinación de las hormonas citadas son el parche y el anillo. La diferencia básica entre éstos es la pauta en la que deben ser utilizados. Las píldoras, ya sean combinadas o no, deben ser tomadas diariamente, los parches cambiados semanalmente y el anillo utilizando uno en cada ciclo.

Otros métodos hormonales son el inyectable, el implante y los DIUs, utilizan sólo gestágeno, son de larga duración y deben ser colocados por personal sanitario. Produciendo un efecto que, al disminuir la reproducción celular del endometrio, también disminuye la incidencia de cáncer uterino endometrial.

Los métodos no hormonales, el preservativo que actúa como barrera para el paso de los espermatozoides, tiene la ventaja que protege de enfermedades de transmisión sexual. Los DIUs de cobre, oro o plata crean un ambiente inadecuado para el embarazo y a nivel del cuello uterino, producen cambios que disminuyen la incidencia del cáncer de cérvix. Los métodos naturales permiten a la mujer decidir los días en que puede tener coito para evitar los embarazos.

Es muy importante tomar en cuenta que cada mujer es única, que no todos los métodos anticonceptivos son aptos para todas y no todos pueden tener los mismos efectos positivos en todos los casos, por lo que es conveniente que la mujer reciba asesoramiento del personal sanitario que debe realizar una evaluación para poder recomendar el método que mejor se ajuste a ella.

Si deseas más información te puedes poner en contacto con Ginealmería, bien directamente acudiendo a nuestro centro, situado en la calle Artés de Arcos 4 (Galería), bien vía telefónica en el 950276701 o 609692669 o vía email en info@ginealmeria.com.

Dra. Paola Méndez Encarnación.

About Ginealmeria

Somos un equipo de profesionales especializados en la atención integral de la mujer con más de 25 años de experiencia. Expertos en interrupción de embarazo y sus técnicas específicas. Te ofrecemos los últimos métodos anticonceptivos, control de embarazo, vasectomía, himenoplastia, etc. Nuestra filosofía es que la mujer se sienta a gusto y bien atendida conjugando la técnica y la cordialidad en el trato.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.