El himen es una membrana que cierra parcialmente el introito vaginal o entrada de la vagina. La mayoría de las mujeres tienen esta membrana, pero también en algunas ocasiones no existe, sin que sea motivo de problemas de salud.

¿Para que sirve?

El himen y la himenoplastiaEs útil para proteger de infecciones la vagina hasta la pubertad, tiempo en el que la flora vaginal se ha desarrollado y es entonces capaz de defenderse de las infecciones con efectividad. Con el tiempo en la medida que pierde su utilidad, se va haciendo cada vez más fino y puede romperse con más facilidad y sus orificios permiten la salida de la menstruación, cuando esta se produce.

En alguna ocasión el himen está completamente cerrado, es lo que se conoce como “himen imperforado” y no permite la salida de la menstruación haciendo necesario una pequeña intervención para subsanar el problema. Además puede tener diferentes texturas, formas y tamaños (tabicado, semilunar, anular, coraliforme, hipertrofiado, flexible, etc.).

De lo anteriormente expuesto se desprende lo erróneo de la idea, aún actualmente muy extendida “el himen lo tienen todas las mujeres que no han tenido relaciones sexuales de penetración y en la primera relación sexual se rompe, presentando dolor y sangrado”.

Algunas mujeres solicitan recuperar el himen, lo que se conoce como himenoplastia o reconstrucción del himen.

Himenoplastia o reconstrucción de himen. ¿En qué consiste?

Es una intervención sencilla. Se trata de un procedimiento ambulatorio que se realiza con anestesia local.

Se practica una incisión a ambos lados del epitelio vaginal (la mucosa que recubre las paredes vaginales) y se unen entre sí con puntos solubles.

  • Dura de 60 a 90 minutos aproximadamente.
  • Las mujeres pueden regresar a su vida laboral al día siguiente de la intervención.
  • En general este tipo de intervenciones no tienen inconvenientes específicos más allá de los típicos que puedan aparecer en cualquier intervención de cirugía menor (molestias locales y sangrado mínimo).
  • El tiempo de cicatrización es de 4-6 semanas durante las cuales no se deben mantener relaciones sexuales coitales ni introducir algo en la vagina como tampones, óvulos o crema.
  • Una vez cicatrizado, la penetración causa sangrado por ruptura del neo- himen.

Puedes concertar cita para un asesoramiento ginecológico previo en el cual te informaremos de la intervención y resolveremos todas tus dudas.

 

Francisca García Gallego
Directora médica. Clínica Ginealmería

Ginealmeria

Somos un equipo de profesionales especializados en la atención integral de la mujer con más de 25 años de experiencia. Expertos en interrupción de embarazo y sus técnicas específicas. Te ofrecemos los últimos métodos anticonceptivos, control de embarazo, vasectomía, himenoplastia, etc. Nuestra filosofía es que la mujer se sienta a gusto y bien atendida conjugando la técnica y la cordialidad en el trato.

Deja tu comentario sobre esta entrada

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.