Un problema que quiebra la calidad de vida de muchas mujeres

¿Qué son los prolapsos?

El prolapso de órganos pélvicos (POP) consiste en el descenso de uno o más órganos (el útero, la vagina, la uretra, la vejiga, el recto, el colon sigmoide o el intestino delgado) desde su posición habitual en el abdomen hacia fuera.

Es muy frecuente. Afecta hasta el 50% de las mujeres que han tenido descendencia, aunque la mayoría no presentarán síntomas. Se prevé que cada vez se vean afectadas más mujeres, por el envejecimiento de la población.

Sus causas son múltiples, siendo las más frecuentes: el embarazo, parto, bebes que pesan al nacer más de cuatro kilos, partos instrumentales (fórceps, espátula, ventosa), obesidad, envejecimiento, disminución de estrógenos (menopausia), estreñimiento crónico, tabaquismo, tos crónica, cirugías previas, etc.

Aunque los prolapsos no son ninguna enfermedad grave, repercuten mucho y de manera negativa en las mujeres que los presentan, ya que empeoran notablemente su calidad de vida.

El síntoma principal del prolapso es la sensación de bulto en los genitales, aunque se puede asociar a otros como dificultad para defecar, problemas en las relaciones sexuales (por dolor o relacionados con la imagen corporal) y en el ámbito de la micción, como urgencia de orinar, aumento de frecuencia diurna y/o nocturna, sensación de dificultad para empezar o de que hay un vaciado incompleto, etc.

El tratamiento de los prolapsos puede ser quirúrgico o conservador, con un pesario, pudiéndose obtener magníficos resultados con cualquiera de las dos opciones. 

Una alternativa sencilla de tratamiento: los pesarios.

¿Qué es un pesario?

Los pesarios son unos objetos de silicona que se introducen dentro de la vagina. Existen infinidad de tipos de pesario, aunque el más usado es el de anillo.

Pueden tener varios propósitos: el tratamiento sintomático en pacientes con prolapso de órganos pélvicos, la corrección de incontinencia urinaria de esfuerzo y en algunas circunstancias del embarazo como puede ser la incompetencia cervical.

Ventajas de los pesarios frente a la cirugía

Los pesarios como tratamiento del prolapso tienen grandes ventajas respecto a la cirugía ya que tienen un precio mucho menor, menos efectos secundarios, menos complicaciones y, al poder insertarse en la consulta, la mejoría es inmediata. Pueden llevarse tanto en el tiempo de espera de la cirugía como de manera indefinida y su mantenimiento es sencillo, compatible con el uso de tampones, copa menstrual, bolas chinas y con las relaciones sexuales.

Si deseas más información te puedes poner en contacto con Ginealmería, bien directamente acudiendo a nuestro centro, situado en la calle Artés de Arcos 4 (Galería), bien vía telefónica en el 950276701 o 609692669 o vía email en info@ginealmeria.com.

Dra. M. del Mar Alcalá Alcalde

Sobre Ginealmeria

Somos un equipo de profesionales especializados en la atención integral de la mujer con más de 25 años de experiencia. Expertos en interrupción de embarazo y sus técnicas específicas. Te ofrecemos los últimos métodos anticonceptivos, control de embarazo, vasectomía, himenoplastia, etc. Nuestra filosofía es que la mujer se sienta a gusto y bien atendida conjugando la técnica y la cordialidad en el trato.

Escribir una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.