Desde Ginealmería queremos compartir este testimonio de Alba, 16 años, que abortó sin el conocimiento paterno-materno.

http://www.acaive.com/alba-un-aborto-responsable/noticias/

Las fuertes creencias religiosas de sus padres y la incomunicación entre ellos, impidieron a Alba comunicar a sus tutores su gestación y la decisión de interrumpir su embarazo. Alba, 16 años, abortó sin el conocimiento paterno-materno.

Como ella, entre 400 y 500 menores abortan cada año en nuestro país sin el conocimiento de sus tutores. De aprobarse la reforma del Partido Popular que busca anular la excepción que permite a las menores en desamparo o en riesgo social abortar sin conocimiento de sus padres o tutores; se estará abocando a estas mujeres jóvenes a un aborto inseguro o clandestino.

El proyecto del partido popular hace de una excepción la norma. Estudios de ACAI confirman que el porcentaje de mujeres de 16 y 17 años que accedieron a una IVE es del 3,60 %; de ellas, tan solo un 12,38%, no pudieron informar a sus padres. Un 0’44% del total de abortos (108.690), es decir entre 400 y 500 menores. 

Casi el 90% de las menores informaron y vinieron acompañadas por su tutores a interrumpir su gestación; por lo que podemos afirmar que el PP viene a proteger a unas menores, las que pueden y comunican a sus padres la situación, que ya están protegidas; y viene a poner en riesgo y a ahondar en su desprotección, a las menores que la  actual Ley ampara.

Las razones principales por las que una mujer de 16 y 17 años no comunica a sus padres la situación son: desamparo familiar, familias desestructuradas, progenitores en prisión, riesgo de sufrir malos tratos, mujeres emancipadas que residen en el país sin sus padres, enfermedad paterna/materna invalidante, padres abiertamente contrarios al Aborto Provocado o padres que por voluntad propia renuncian a conocer y a acompañar a la menor.

En relación a la posibilidad de que el PP acceda a retirar de la ley un supuesto reconocimiento del aborto como derecho; ACAI quiere señalar que la ley no reconoce explícitamente la IVE como derecho, lo que si viene a reconocer como tal es la maternidad de las mujeres libremente elegida, y por tanto la obligación del Estado de salvaguardar y proteger tanto la continuación de la gestación como su interrupción.

Cuestión bien distinta es que amparándose en esta concesión a los sectores más conservadores, el Ejecutivo busque eliminar la prestación sanitaria de aborto provocado de la cartera general de servicios y derechos sanitarios, explicitada en el artículo 18 de la ley cuando reconoce el «derecho a la asistencia para la práctica de la interrupción». Una posibilidad que para los/as profesionales de ACAI supondría un grave retroceso para la salud y los derechos de las mujeres, quienes se verían obligadas de nuevo a pagar por una prestación que debe ser gratuita y garantizada por el Sistema Nacional de Salud.

Ginealmeria

Somos un equipo de profesionales especializados en la atención integral de la mujer con más de 25 años de experiencia. Expertos en interrupción de embarazo y sus técnicas específicas. Te ofrecemos los últimos métodos anticonceptivos, control de embarazo, vasectomía, himenoplastia, etc. Nuestra filosofía es que la mujer se sienta a gusto y bien atendida conjugando la técnica y la cordialidad en el trato.

Deja tu comentario sobre esta entrada

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.