Argentina – siglo XXI – 16 años…..7 hijos…..1 aborto
En países como argentina en los cuales no se garantiza a la mujer la libertad y que por propia voluntad tenga el legitimo derecho sobre su sexualidad y su propio cuerpo, para tener hijos o no, cuantos, cuando y con quien, como se declaro mundialmente en el Cairo en 1994, un acuerdo firmado por 178 países, de hecho sucederán casos como el título.

Es el estado y sus gestores elegidos por el pueblo (y para el pueblo), quienes deben velar, cuidar y garantizar los derechos de la mujer, máxime si se declara democrático, laico, liberal y progresista, y que no discrimina por razones de sexo, creencias o nivel social a ningunos de sus habitantes.

Si se tiene la voluntad política para combatir la desigualdad social y la pobreza, debe existir justicia, y para que esto ocurra, entre otras medidas, se deben implementar fehacientemente la educación sexual escolar y crear, fomentar y apoyar programas reales, (no solo en papeles), sobre planificación familiar.
No se puede aceptar “niñas” como el caso de Córdoba, (otros desconocidos).
La existencia de familias numerosas por hijos aceptados y no deseados, niños durmiendo en rincones, veredas (Buenos Aires), pidiendo comida en los bares, madres adolescentes , pidiendo-delinquiendo, (zonas como Retiro) y barrios marginales a la vista de todo el mundo.
Podemos sentirnos orgullosos de entrar en el “record guinnes” por una niña de 16 años con 7 hijos y un aborto ??.
Fueron deseados?, fueron planificados?, cual es el futuro de esa niña-madre y esos niños??.

La falta de educación y justicia social y sanitaria, es la causante real de la pobreza.
Esto solo conduce a la delincuencia- prostitución-drogadicción-hijos no deseados-abortos clandestinos-muertes maternas y así continuar el circulo.
No se puede entender que un estado que se declara progresista gobierne con esa insensibilidad, ceguera e inoperancia frente a los 700.000 abortos clandestinos al año, con alrededor de unas 400 mujeres muertas al año por esa causa.

Creo que fue muy grave que aun con el bastón en la mano se reúna con el fundamentalismo religioso durante 40 minutos y prometer que en su programa no entra la educación sexual ni despenalizar el aborto.

Promesas ante un grupo de personas que ni son un partido político, con el agravante que pregonan la abstinencia sexual y están contra el uso del preservativo (única medida para prevenir el s.i.d.a.).
Esto demuestra el desconocimiento total y absoluto que tienen de la sexualidad humana.
El ministro de sanidad anterior conocía bien el grave problema de salud pública de los embarazos no deseados y el aborto, de esa realidad que afecta a todos/as y a la sociedad misma.
Pero fue desautorizado por quien lo había nombrado y ahora parece ser que ha sido enviado al “destierro”.
Es un grave error no crear y fomentar las políticas sanitarias preventivas, creando programas de educación sexual y planificación familiar, con el fin de evitar embarazos no deseados, abortos clandestinos, muertes maternas, la propagación del s.i.d.a., de las enfermedades de transmisión sexual y el cáncer de cuello uterino.

Es un grave error no dejar que la mujer y/o la pareja, decidan por sí misma, y que tengan el control de su sexualidad.

Son pilares básicos y derechos legítimos para la salud sexual y reproductiva de hombres y mujeres libres.
Además la salud es universal, no tener sexo, banderas, creencias ni color de piel.

Ya lo dijo confucio:

“Donde hay pobreza, es que no hay justicia”

Ginealmeria

Somos un equipo de profesionales especializados en la atención integral de la mujer con más de 25 años de experiencia. Expertos en interrupción de embarazo y sus técnicas específicas. Te ofrecemos los últimos métodos anticonceptivos, control de embarazo, vasectomía, himenoplastia, etc. Nuestra filosofía es que la mujer se sienta a gusto y bien atendida conjugando la técnica y la cordialidad en el trato.

Deja tu comentario sobre esta entrada

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.