María Valerio | Madrid

El ministro de Economía, Luis de Guindos, abrió el melón y desde entonces la Sanidad está en el centro del debate público. El Gobierno y el Partido Popular hablan de ajustes; la oposición prefiere llamarlosrecortes. ELMUNDO.es le ofrece un completo diccionario para no perderse ni un detalle del debate que se avecina en torno al sistema de salud.

  • Cartera de servicios:
  • El Real Decreto 1030/2006 recoge las “técnicas, tecnologías o procedimientos” que cubre el Sistema Nacional de Salud y que, como el propio texto legal recoge, tiene como objetivo que todos los ciudadanos tengan acceso a las mismas prestaciones, “independientemente de su lugar de residencia”. El problema, como explica Marciano Sánchez-Bayle, portavoz de la Federación de Asociaciones para la Defensa de la Sanidad Pública (FADSP), “es que muchas veces en la práctica esta equidad no está garantizada, porque el acceso es desigual entre comunidades”.

  • Catálogo gallego
  • : Se trata de un listado de medicamentos establecido por el que se financia únicamente el fármaco más barato de varios disponibles para un mismo principio activo. La Junta de Galicia espera ahorrar con esta medida 100 millones de euros.

  • Céntimo sanitario:
  • Lo más correcto sería hablar de ‘céntimos’, puesto que se trata de un impuesto que grava con una media de 4,5 céntimos cada litro decarburante (hasta un tope de 4,8 céntimos) y que van destinados a financiar la Sanidad. Su nombre oficial es ‘Impuesto de Ventas Minoristas de Determinados Hidrocarburos’, se instauró oficialmente en el año 2002 y son las comunidades autónomas las encargadas de recaudarlo. Según la Asociación Española de Operadores de Productos Petrolíferos (AOP), en la actualidad se aplica en 11 de ellas (se ‘libran’ de momento los ciudadanos de Canarias, Baleares, Aragón, La Rioja, Navarra y el País Vasco).

  • Centralización:
  • Albert Jovell, autor de ‘Te puede pasar a ti. La Sanidad pública beneficia a todos’, considera que el sistema tiene un “gran margen de mejora” en todo lo relativo a la gestión de procesos. A su juicio, la duplicidad, el exceso de pruebas médicas o las visitas innecesarias al médico se ‘comen’ una buena porción del pastel. Por eso, es partidario de centralizar algunas cuestiones, como la compra de medicamentos, por ejemplo; algo en lo que coincide Sánchez-Bayle (“no tiene sentido que a la administarción le cueste un envase lo mismo que paga un particular”). De hecho, añade un ejemplo reciente: “A finales de 2011, ocho comunidades autónomas se pusieron de acuerdo para adquirir juntas las vacunas. Ese gesto permitió un ahorro de ocho millones de euros”. La puesta en marcha de una agencia de compra podría ser una de las herramientas para fomentar esa compra centralizada de fármacos y productos sanitarios.

  • Consejo interterritorial:
  • Es el órgano que reúne periódicamente al Ministerio de Sanidad con las Comunidades Autónomas, que tienen transferidas las competencias en esta materia. La ministra del ramo, Ana Mato, tiene previsto abordar la reforma del sistema en la próxima reunión del consejo, prevista para finales de este mes.

  • Copago:
  • La palabra ‘maldita’. Los ciudadanos tendrían que abonar cierta cantidad de dinero al recibir una prestación médica. Como explica Albert Jovell, presidente del Foro Español de Pacientes, en España apenas existen estudios sobre las consecuencias que esto tendría, “aunque Katherine Swartz, en Harvard (EEUU), sí ha observado que el copago podría provocar un cierto abandono terapéutico por parte de la población más vulnerable”. En Alemania, añade, “también se ha observado que no disuade a la población de acudir a las consultas de atención primaria, como se podría pensar”.

  • Déficit:
  • El desajuste entre los ingresos y los gastos del sistema sanitario público español ronda los 15.000 millones de euros, según las fuentes. Jovell critica sin embargo, que se transmita de la sanidad la imagen de una especie de ‘pozo sin fondo’, “como si todo fuesen costes únicamente”. Los empleos directos e indirectos, el entorno económico que se genera en torno a los hospitales, los réditos que tiene económicamente a nivel local y global, el sistema de trasplante de órganos, cómo se trata y se cura el cáncer en la actualidad, los beneficios de tener una población sana que acude a su puesto de trabajo… “todo eso no se contabiliza”.

  • Progresividad:
  • El ministro de Economía, Luis de Guindos, ha descartado el copago, aunque ha apostado por la progresividad; es decir, que los ciudadanos paguen en función de sus ingresos.

  • Recetas:
  • El sistema más cercano al copago que se ha establecido de momento en España es el euro por receta médica que se aplicará en Cataluña a partir del próximo mes de junio. Afectará a los fármacos que cuesten más de 1,67 euros y estarán exentos los ciudadanos con una pensión no contributiva (que cobren menos de 500 euros al mes); para el resto, tendrá un límite máximo de 62 recetas al año.

  • Recortes:
  • Para Sánchez-Bayle, tres elementos permitirían ahorrar millones de euros en sanidad sin implantar el copago. En primer lugar, reduciendo el gasto farmacéutico, mucho más elevado en España que en la mayoría de países de nuestro entorno (“con un gasto similar a la media de la OCDE, podríamos ahorrar 5.000 millones de euros”). En segundo lugar, reduciendo el “sobreuso” de tecnología médica: “nuestra tasa de resonancias magnéticas por habitante y año es un 23% superior a la Unión Europea”. Y, finalmente, “reduciendo las colaboraciones público-privado que suponen un importante agujero económico para las comunidades”.

  • Sostenibilidad:
  • Como explica Sánchez-Bayle, el 9,5% del Producto Interior Bruto (PIB) se destina a Sanidad; y el 72% de ese gasto sale de las arcas públicas (el resto se reparte entre los seguros privados, las aportaciones de los ciudadanos en el pago de medicamentos, terapias no cubiertas, como la fisioterapia…). Los fármacos adquiridos mediante recetas se ‘comen’ alrededor del 20% del gasto sanitario (unos 12.000 millones entre febrero de 2010 y 2011); aunque el gasto hospitalario es “menos transparente” y más difícil de cuantificar, como denuncian desde la Fadsp.

  • Subasta:
  • Andalucía ha sido la primera CCAA en poner en marcha un sistema parecido a una central de compra. Mediante una convocatoria pública, la Junta pretendía seleccionar los laboratorios que ofrecen un mejor precio en los medicamentos que se van a dispensar en las farmacias. Sin embargo, la subasta está de momento paralizada a la espera de que el Tribunal Constitucional resuelva el recurso planteado por el Gobierno central por un conflicto de transferencias.

Ginealmeria

Somos un equipo de profesionales especializados en la atención integral de la mujer con más de 25 años de experiencia. Expertos en interrupción de embarazo y sus técnicas específicas. Te ofrecemos los últimos métodos anticonceptivos, control de embarazo, vasectomía, himenoplastia, etc. Nuestra filosofía es que la mujer se sienta a gusto y bien atendida conjugando la técnica y la cordialidad en el trato.

Deja tu comentario sobre esta entrada

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.