Prensa

Un titular alarmante para un hecho bien conocido. Así se podría resumir el trabajo que acaba de publicar la prestigiosa ‘New England Journal of Medicine (NEJM)’, que afirma que los niños nacidos con técnicas de reproducción asistida y, en concreto con una de ellas, la microinyección espermática intracitoplasmática (ISCI), tienen casi un 40% más de riesgo de venir al mundo con defectos congénitos.