EL PAIS

En principio, el aborto es ilegal en Alemania, pero no se castiga la interrupción del embarazo durante los tres primeros meses de gestación. Durante este periodo, si no quieren seguir con el embarazo, las mujeres están obligadas a pasar por un centro oficial y certificado, donde reciben asesoramiento gratuito sobre las consecuencias del aborto y sobre las posibles alternativas a la intervención. Las conversaciones son absolutamente confidenciales o, si la mujer lo desea, anónimas. No se informará a nadie más del embarazo.

Una vez realizada esta consulta, la mujer obtiene un certificado que le permitirá interrumpir el embarazo. Aunque no antes de tres días, en los que debe reflexionar sobre su decisión. La interrupción de la gestación debe llevarse a cabo en una clínica facultada para ello, y siempre debe realizarla un médico. Durante los primeros tres meses y con las condiciones descritas, las mujeres pueden abortar sin necesidad de indicaciones clínicas o psicológicas que lo recomienden.

En este caso, la embarazada tendrá que asumir una parte del precio de la intervención. El desembolso oscila entre los 360 y los 480 euros, según el método elegido por el médico. Cuando la mujer carece de ingresos o gana menos de 1.033 euros al mes, puede solicitar una subvención pública.

La ley del aborto en Europa

Por otra parte, también existen supuestos clínicos y psicológicos que permiten a las mujeres abortar en cualquier momento del embarazo y que deben ser diagnosticados por un colegiado. El médico que practique el aborto no puede ser el mismo que diagnostique la necesidad de intervenir. El supuesto se cumple cuando el embarazo es una amenaza para la salud física o mental de la mujer.

Cuando no hay peligro para la vida de la mujer, el médico también tiene que esperar tres días entre el diagnóstico y la operación. Las mutuas de seguros asumen el coste completo de la intervención.

También es gratuito el aborto por indicación criminológica. Se da cuando el embarazo es producto de una violación. Pero en este caso, a diferencia del de las indicaciones clínicas, el aborto solo se puede aplicar hasta la duodécima semana de embarazo. En la práctica, este plazo aumenta hasta la semana decimocuarta desde la fecundación.

En 2011, se practicaron 108.867 abortos en Alemania. El 75% de las mujeres que abortaron tenían entre 18 y 34 años. El 3,7% eran menores. El 96,8% de estos abortos se llevaron a cabo sin diagnóstico, a mujeres que acudieron a los centros de asesoramiento oficiales. El resto se practicó por indicaciones médicas o criminológicas.

Ginealmeria

Somos un equipo de profesionales especializados en la atención integral de la mujer con más de 25 años de experiencia. Expertos en interrupción de embarazo y sus técnicas específicas. Te ofrecemos los últimos métodos anticonceptivos, control de embarazo, vasectomía, himenoplastia, etc. Nuestra filosofía es que la mujer se sienta a gusto y bien atendida conjugando la técnica y la cordialidad en el trato.

Deja tu comentario sobre esta entrada

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.